Entrevista con el Dr. Christian Thiel, CEO de ENERGYNEST

ENERGYNEST CEO Dr. Christian Thiel

escrito por

Compartir

Estimado Dr. Thiel, la descarbonización del sector industrial es un factor importante para alcanzar el objetivo de neutralidad climática de aquí 2050 que propone la UE. Los científicos coinciden en que, para ello, es esencial descarbonizar el suministro térmico industrial. ¿Qué puede aportar la ThermalBattery™ de ENERGYNEST en este contexto?

CT: La industria es responsable de una proporción muy elevada de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. Sin embargo, hasta ahora, los intentos de descarbonizar la industria con soluciones que aborden el problema en su conjunto han sido ignorados. Si consideramos otros sectores, como el de la movilidad, ya podemos ver un compromiso mucho mayor y un mayor uso de los recursos. Necesitamos la misma coherencia y rigor para la descarbonización de nuestra industria; entonces, en mi opinión, se podría conseguir muchísimo.

 

ENERGYNEST adopta precisamente este enfoque: nuestro objetivo es ayudar a las empresas industriales a reducir sus emisiones y alcanzar el cero neto. Lo hacemos utilizando tecnología de almacenamiento de última generación para alimentar con energías verdes procesos que actualmente dependen del gas natural y otros combustibles fósiles. Puede ser energía eólica, pero también energía solar, es decir, energía solar térmica o fotovoltaica. Con nuestra solución de almacenamiento térmico, también aumentamos los niveles de eficiencia mediante sistemas de recuperación de calor. El sistema de almacenamiento desempeña un papel crucial en este contexto, ya que permite utilizar la energía verde 24 horas al día, 7 días a la semana, independientemente del momento en que se genere.

 

Ni que decir tiene que nuestra solución también está diseñada para que este principio sea económicamente viable para nuestros clientes. En muchos ámbitos industriales, sobre todo en el rango de temperaturas entre 150 y 400 grados, ofrece ventajas significativas frente a las soluciones de hidrógeno, que actualmente siguen siendo muy costosas. Después de todo, el almacenamiento ecológico del calor de los procesos resulta muy interesante para todas las industrias.

Hablando de electrificación, científicos del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (PIK) indican que el 78 % de las necesidades energéticas pueden electrificarse con tecnologías ya establecidas. Además, se podría alcanzar un 99 % de electrificación añadiendo tecnologías actualmente en desarrollo. La electrificación de la calefacción es una cuestión importante en la que Escandinavia, en particular, está muy avanzada. ¿Qué pueden aprender otros países de los escandinavos?

CT: La apertura de miras de los países escandinavos hacia las nuevas tecnologías es ejemplar. Aquí, en Alemania, a menudo no es así. En general, somos escépticos y muy exigentes con la perfección. Escandinavia es mucho más ágil en este contexto y examina muy de cerca cómo las nuevas tecnologías pueden crear valor. No es casualidad que nuestro primer proyecto, de gran éxito, tenga su sede en Noruega, al sur de Oslo. En Escandinavia se están creando estructuras para garantizar que las nuevas tecnologías (que no siempre son económicamente viables desde el principio) obtengan rápidamente la financiación necesaria.

Varios proveedores de soluciones de almacenamiento de energía están irrumpiendo en el mercado. En su opinión, ¿cuál es el punto fuerte de ENERGYNEST?

CT: Hay varias cosas que hacen que nuestro planteamiento sea único. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que las ventajas competitivas no siempre son duraderas. La situación puede cambiar rápidamente a mejor o a peor. Por eso es importante que siempre pensemos en el futuro y sigamos siendo ambiciosos para ser los primeros y los mejores en el campo de las tecnologías ecológicas de almacenamiento térmico. Lo que nos diferencia es nuestra tecnología, que se caracteriza por su gran sencillez y, por tanto, sus bajos costes, a pesar de contar con una extensa cadena de suministro de fondo.

 

En 2023, teníamos tres grandes proyectos en funcionamiento o en construcción. Nuestro proyecto Yara en Noruega se puso en marcha en enero de 2023 y ya ha completado casi 4.000 ciclos de almacenamiento, lo que supone una cantidad enorme. Nuestro proyecto con el especialista en materiales Avery Dennison en Bélgica se puso en marcha recientemente. Un tercer proyecto se pondrá en marcha a principios de este año junto con el grupo energético italiano Eni. Actualmente no hay ningún otro proveedor de soluciones de almacenamiento térmico que esté activo en el mercado con tres grandes proyectos comerciales. Estamos desarrollando una enorme cartera de proyectos y estamos encantados de que se nos reconozca tanto en el mercado.

 

También estamos muy bien financiados, lo que significa que podemos entregar a nuestros clientes proyectos terminados totalmente financiados. Esto nos permite ofrecerles a nuestros clientes atractivas soluciones de financiación. En ENERGYNEST, invertimos en nuestra propia ampliación desde el principio y podemos actuar como un único socio contractual para nuestros clientes con un equipo en crecimiento, lo que supone una gran ventaja frente a la competencia.

Muchas empresas afirman que, aunque las ventajas del almacenamiento a alta temperatura son bien conocidas, existen obstáculos desde el punto de vista comercial para saber si realmente tiene sentido convertir el suministro de energía. ¿Cómo responde a esto desde un punto de vista económico?

CT: En este contexto, una serie de consideraciones son útiles e importantes. En primer lugar, están los costes de adquisición de la electricidad verde y el ahorro potencial que puede suponer dejar de necesitar gas natural u otras fuentes de energía fósiles. Nuestra solución es especialmente lucrativa para las empresas que tienen un acceso comparativamente barato a la electricidad verde, por ejemplo, a través de su propio sistema fotovoltaico.

 

En concreto, la integración de nuestra ThermalBattery™ resulta rentable actualmente para los clientes en Alemania a partir de un precio del gas de 40 euros por MWh más las correspondientes tasas de CO2 de unos 20 a 30 euros por MWh. A esto hay que añadir un aumento de la eficiencia de alrededor del 20 % en comparación con la combustión de gas natural, por ejemplo, gracias a la electrificación de los procesos que nuestra solución de almacenamiento de energía hace posible.

 

Sin embargo, desgraciadamente seguimos observando un desequilibrio económico, sobre todo en Alemania, si tenemos en cuenta que la electricidad verde sigue tributando cuatro veces más que el gas natural y que el precio de la tasa de CO2 no es tan elevado como debería.

 

Lo que acogemos con gran satisfacción es el creciente número de subvenciones. También en este caso colaboramos estrechamente con nuestros clientes para que puedan operar de forma económica con nuestra solución en la fase inicial. En mi opinión, sin embargo, seguimos necesitando tipos de financiación mucho más inteligentes; otros países, como Escandinavia y los Países Bajos, también nos llevan algunos pasos de ventaja en este sentido.

¿Para qué tipo de empresas es adecuada la solución de la batería? ¿En qué industrias ve mayor potencial para el uso del almacenamiento de energía térmica? 

CT: La ThermalBattery™ en sí es adecuada para todas las industrias a partir de un determinado tamaño del sistema. Solemos trabajar con clientes de la industria química, pero también de la alimentaria, la agrícola y muchos otros sectores. La gama de temperaturas en la que tiene lugar la producción es importante. Junto con el cliente, desarrollamos un concepto sobre cómo podemos ayudarle a reducir los volúmenes de energía para descarbonizar los procesos. Cuanto mayor sea la necesidad de energía, más rápido se podrá ampliar y nuestros sistemas de almacenamiento podrán crear valor.

 

En nuestra opinión, un sistema de almacenamiento térmico es rentable para empresas con un consumo anual de gas natural de unos 10 GWh o más; el límite superior, por supuesto, está abierto. Esto se corresponde con el consumo de una empresa mediana típica, por ejemplo, un pequeño productor de alimentos con unos 100 empleados y una facturación anual aproximada de 50 a 100 millones de euros. En este contexto, también es interesante señalar que la legislación alemana exige a las empresas un plan de ahorro energético a partir de un consumo anual superior a 5 GWh.

¿Puede decirnos algo sobre la escalabilidad de la solución? ¿Cómo puede ENERGYNEST ayudar a ponerla en marcha?

CT: Si un cliente manifiesta interés por nuestra solución, se inicia un proceso de venta clásico. Tras una consulta, realizamos rápidamente el llamado «ajuste técnico-económico». Esto implica examinar los parámetros técnicos y si se ajustan a las necesidades y circunstancias del cliente. También determinamos si podemos crear valor económico para el cliente con nuestra solución. Ventas e Ingeniería colaboran estrechamente en este ámbito. Lo considero un gran punto fuerte, para que el cliente sepa rápidamente a qué atenerse.

 

Una vez identificado el potencial y las oportunidades de creación de valor, profundizamos en la ingeniería. A continuación, el proyecto pasa por lo que llamamos nuestro embudo de proyectos, que se divide en distintas etapas y procesos. Ahora también contamos con varios equipos internacionales (nuestros principales mercados son Alemania, Países Bajos y España), lo que evita, por ejemplo, las barreras lingüísticas.

En su opinión, ¿se está promoviendo lo suficiente la transición de nuestro suministro de calor industrial, o hay algo que le gustaría ver por parte de los responsables políticos?

CT: Sin duda, Alemania sigue sumida en un profundo sueño en lo que a promoción se refiere. Da la sensación de que a menudo falta visión y creatividad en este contexto, lo que también se refleja en las contradictorias condiciones marco. En mi opinión, necesitamos un verdadero nuevo comienzo para poner literalmente las ruedas en marcha. Entonces, el almacenamiento de energía térmica será una gran oportunidad para descarbonizar con éxito el 25 % crítico.

Muchas gracias por hablar con nosotros!

Últimas noticias

Las consideraciones económicas desempeñan un papel clave en el cambio a un suministro de energía renovable. Con sistemas de almacenamiento de energía térmica como la ThermalBattery™, las empresas pueden reducir significativamente su consumo de energía y, por tanto, sus costes energéticos.

Comparación de las baterías de iones de litio y ThermalBattery™ en términos de rendimiento, vida útil, seguridad y respeto al medio ambiente. Descubra qué tecnología se adapta mejor a sus requisitos industriales.

El cambio a las energías renovables no solo ofrece numerosas ventajas a las empresas, sino que también plantea una serie de retos. Por tanto, es fundamental una planificación exhaustiva y con visión de futuro.